2017, EL AÑO DEL HOGAR ESCUELA CON LA PRESENCIA DE MADRE GENERAL.

El eslogan de este año no podía ser más apropiado, “Crece la vida”. La semilla salesiana ha dejado ver públicamente a los habitantes de Tenerife sus frutos; los de estos últimos 75 años (1942-2017) de presencia de las Hijas de María Auxiliadora en la Isla más picuda del archipiélago.

La festividad de Don Bosco supuso el inicio de los actos conmemorativos de la Fundación del Hogar Escuela. En el salón de actos de la Fundación CajaCanarias una voz en off dio paso a dos vídeos, con la música clásica de fondo, soporte para las pinceladas de décadas de esfuerzo en la educación de varias generaciones de chicharreros; sepia y color del Colegio Salesianas Tenerife.

Entre el pasado y el futuro, la semblanza personal del Hogar Escuela de sor María F. Núñez, Doctora en Historia y Catedrática de la ULL e Hija de María Auxiliadora.

Explicó los inicios, el desarrollo y el presente del centro, la historia del edificio, o la intensa relación con la Caja de Ahorros, primero, y CajaCanarias, después. La Provincial de las Salesianas para Andalucía y Canarias, sor María Dolores Ruiz, usó la metáfora de "la piedra del amor invencible, permanente como el Hogar Escuela" en sus Bodas de Diamante. Cerró el turno de palabra la directora del Hogar Escuela, sor Amparo Sánchez, que abrió la ventana del futuro del centro.

La noche del día 8 de marzo, fue única e histórica para los que sienten el carisma salesiano en este rincón del Atlántico, en la que el Ayuntamiento de Santa Cruz hizo entrega de su mayor distinción, la Medalla de Oro de la ciudad, al colegio Hogar Escuela María Auxiliadora para reconocer sus Bodas de Brillantes en la isla (1942-2017).

El alcalde, José Manuel Bermúdez, presidió un acto entrañable, que contó con la asistencia de la Madre General del Instituto Hijas de María Auxiliadora, sor Yvonne Reungoat, quien recibió la Medalla. Acudieron también, además de miembros de la Corporación, representantes de los equipos directivos y pedagógicos del colegio y de su comunidad educativa, formada este curso por unos 800 alumnos y sobre 60 profesores.

La directora del colegio, sor Amparo Sánchez, agradeció la distinción en una intervención en la que recordó a quienes le precedieron en el cargo y a toda la comunidad educativa del Hogar Escuela, desde sus comienzos hasta la actualidad. Señaló que reciben este galardón "con gratitud, pero también con un enorme compromiso con Santa Cruz para seguir ofreciendo a los niños y jóvenes de la ciudad una formación de calidad inspirada en el ejemplo de Don Bosco y Madre Mazzarello".

Como respuesta agradecida, el día 10 de marzo, en la plaza de La Candelaria de la Ciudad, cerca de 800 niños y jóvenes de todas las edades, junto a profesores y familiares llenaban el espacio dando color y ritmo a través del evento “Gracias de corazón, Santa Cruz”. Un acto brillante que intercaló música y discursos. Destacaron la voz de la profesora Claudia Álamo y la incansable actividad de la su titular, sor Amparo Sánchez. Una representación del alumnado dio "las gracias a todos por estar aquí en un día tan especial" durante la lectura de un manifiesto. Luego, la Provincial de la Inspectoría, sor María Dolores Ruiz, reiteró el agradecimiento acompañada de su Consejo. Niños y jóvenes, en perfecto orden, de los más pequeños pegados al escenario a los mayores, realizó una coreografía colectiva como expresión de alegría, la de verdad y Salesiana. Una calurosa mañana de inmensa alegría por la efemérides.

Valora este artículo
(0 votos)
Inicia sesión para enviar comentarios